Helado de calabaza


Hoy quiero presentaros un helado que si hay una palabra que lo describe es ESPECTACULAR.

Soy un tremendo fan de las verduras en la repostería y la calabaza en especial me encanta.
Todo lo que he probado con calabaza hasta ahora me a parecido estupendo y por ello me decidí a probarla en helado.

Pues no me equivocaba  en mi elección. La calabaza en helado no defraudara a nadie.

Combinada con canela, nuez moscada y jengibre, que son unas especias que le van como anillo al dedo a la calabaza, conseguimos explosión de sabores tremenda, que hará que cerréis los ojos y os dediquéis a paladear cada cucharada de helado. Palabrita del niño Jesús.

Si a eso le añadimos el sutil toque de las galletas Napolitanas, la mezcla, aunque este feo que yo lo diga, resulta perfecta.

Desde aquí os invito a que lo probéis y después compartáis conmigo vuestras opiniones sobre el helado.

Lo pasaremos bien amigos.






Ingredientes

500gr. de calabaza cocida
200gr. de leche condensada
40gr. de azúcar
40gr. de azúcar morena
25gr. de miel o de azúcar invertido (Receta Aquí)
200ml. de nata para montar
Una cucharadita de canela
½  cucharadita de jengibre molido
Una pizca de nuez moscada
Una cucharada de aroma de vainilla
4 galletas napolitanas de canela




Elaboración

Vamos a comenzar preparando la calabaza.
Para ello vamos a pelar y trocear la calabaza en trocitos chiquititos y la ponemos en un recipiente apto para microondas.
Lo programamos 8 minutos a máxima potencia. Terminado el tiempo comprobamos que este blanda. Si no lo estuviera ponemos algún minuto más.
La escurrimos bien en un colador apretándola un poco contra él, hasta que no tenga nada de líquido. La trituraremos con la batidora y la reservamos dejando que se vaya templando.

Trituramos las 4 galletas con la batidora o bien las metemos en una bolsita y las trituramos ayudándonos de un rodillo. Reservamos.

Montamos la nata, que debe estar bien fría y una vez montada la reservamos en el frigorífico.

En un bol pondremos el puré de la calabaza, el azúcar moreno y el blanco, la miel o el azúcar invertido que hará que no se formen cristales cuando congelemos el helado, la leche condensada, la canela, el jengibre, la nuez moscada, el aroma de vainilla y las galletas de canela trituradas.
Lo iremos mezclando hasta que tengamos una crema uniforme.
Una vez la tengamos le agregaremos la nata montada que teníamos reservada e iremos mezclándolo con movimientos suaves y envolventes de abajo hacia arriba.
Pondremos nuestra mezcla en un recipiente y meteremos al congelador, sacándola para remover cada hora unas 3 veces. Así evitaremos que formen cristales y tendremos un helado mucho más cremoso.

Si tenemos heladora, pondremos la mezcla unas 3 o 4 horas en el frigorífico que se enfríe bien y después, siguiendo las indicaciones del fabricante, verteremos en ella la crema y tendremos unos 30 o 40 minutos. Momento que ya estará listo para servir.

Yo para emplatarlo triture unas galletas napolitanas que puse a modo de tierra bajo el helado. Le espolvoree un poco de canela molida y corone con otra galleta napolitana de canela.

Está realmente bueno







Aquí podéis ver la heladera cremando el helado





En la elaboración de esta receta utilice calabazas de una de las mejores huertas de España, la Huerta de Conil. Gracias a mis amigos 





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Helado de calabaza Helado de calabaza Reviewed by La Dulce Pasion de David on julio 19, 2016 Rating: 5

2 comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...